Buscar
  • Pablo Oribe

Se llevó adelante la convivencia anual de voluntarios 2020

"Inquietos como María, Servidores de Esperanza" fue el lema que acompañó a la Convivencia Anual de Voluntarios que se llevó a cabo el pasado sábado 7 de noviembre y de la cual participaron 60 voluntarios y voluntarias del Hospice, perteneciente a diferentes áreas de la organización.




Como todos los años que se realiza, la Convivencia Anual de Voluntarios es el momento en que renovamos nuestro compromiso como voluntarios, en que nos volvemos a conectar con aquello que nos hizo en primer lugar llegar al Hospice, y fundamentalmente es nuestro encuentro con Jesús Buen Samaritano, médico de cuerpo y alma.


En esta edición, y dado el contexto de pandemia, la Convivencia se llevó adelante a través de la plataforma Zoom. El Padre Jose Vallarino, autor de varios libros como ¨la Misericordia de Jesús¨, “Los enfermos, epifanías del misterio pascual”, ¨Jesús, conmovido, lo tocó¨ abrió la mañana con una charla llamada “Del miedo a la esperanza: acompañar hacia la Pascua”.


En ella, el Padre "Pepe", que se dedica desde hace más de 30 años a acompañar a personas en el final de la vida en el Hospital Muñiz, tocó varios temas que nuestros huéspedes y nosotros mismos enfrentamos en “la pascua de nuestra vida”. La charla tuvo la providencial particularidad ser extremadamente actual por la situación especial que se vivió este año. “El hombre tiene lugares en su corazón que todavía no existen, y para que puedan existir, entra en ellos el dolor”, señaló el padre.


Prosiguiendo, nos habló de la necesidad de atravesar el dolor para conocer la plenitud de la vida, de cómo entrar descalzos a ese misterio, y de cómo la Iglesia crece desde ese dolor de Jesús en la cruz, y a través del dolor de todos los mártires, y de todos aquellos que día a día se entregan por amor.


A continuación, los voluntarios se dividieron en grupos para compartir perlas del corazón, vivencias de este año de servicio, reflexiones profundas. Y fue así que surgieron frases de esos pequeños grupos compuestos por 4 o 5 personas; frases que nos acompañarán en la tarea durante el año que se aproxima: “Brindar una esperanza cotidiana, que abra a la esperanza de cielo”, “Desprendernos de nosotros mismos, para escuchar la voz de Cristo, y así poder acompañar a vivir plenamente hasta la muerte”.



Para finalizar, los voluntarios y voluntarias compartieron testimonios de lo vivido y vieron el video resumen de las actividades del año, en donde distintos miemebros de la comunidad de explayaron sobre todo el servicio realizado.


Fuimos comunidad, pudimos reímos juntos y emocionarnos juntos. Son los voluntarios quienes día a día hacen latir al corazón del Hospice de manera tan especial; corazón que tiene como centro a Jesús y a las almas que acompaña y acoje.


62 vistas

Hospice Buen Samaritano

Más de 10 años brindando cuidado humanizado en el final de la vida.

Email

comunicacion@buensamaritano.org.ar

Teléfono

(0230) 4433-758

Dirección

El Colibrí 1025, Pilar, Buenos Aires

Recibí novedades mensuales

© 2020 por Agencia Eremo, creado en la plataforma de WIX.